PREOCUPACIÓN EN LAS CLINICAS PRIVADAS

Ahora 12 de abril de 2021 Por Rouse Leonor
Advierten que la llegada de la segunda ola de COVID-19 tapará el sistema sanitario privado.
multimedia.normal.b741e51cb6996505.636c696e696361732073616c7465c3b161735f6e6f726d616c2e6a7067

 "Así no podemos afrontarla", aseveró Mariano Gutiérrez, de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Salta (Aclisasa). Pero, como todo lo que tiene que ver con el sistema de salud, es complejo y tiene varios factores. Mientras tanto, las clínicas se organizan para buscar soluciones y llegar mejor a la segunda ola. Algunas sacarán una solicitada en los próximos días y otras ya le pidieron una reunión al gobernador Gustavo Sáenz.

Uno de los factores que lleva a esta situación es el alto costo de los insumos médicos. Las clínicas quedan entrampadas entre la especulación de los laboratorios, que aumentaron hasta por mil algunos medicamentos, y las obras sociales, que se niegan a pagar esos costos. Así las cosas, la reposición de insumos es cada vez más dificultosa.

Remedios

Desde Aclisasa advirtieron que, por ejemplo, el midasolan, un anestésico, que un paciente intubado suele consumir de 20 a 40 diarios, pasó de estar a 40 pesos cada ampolla en febrero del año pasado, a $1.400 en la actualidad.

Bernardo Biella, gerente de la clínica Virgen de Urkupiña, sumó su testimonio sobre lo que sucede en el caso de la clínica que administra: "Veníamos gastando 130 a 150 mil pesos en oxígeno y pasamos a $700 mil", indicó. A la especulación de precios se le suma el problema con las obras sociales que se niegan a financiar estos costos: "La obra social reconocía 10 litros de oxígeno por día por paciente, pero gastábamos 23. Algunas obras sociales no reconocían el kit de seguridad de salud, otras no reconocían la habitación bloqueada, decían que se podía poner dos pacientes. Aun así se atiende a los pacientes y ese costo era absorbido por la institución de salud privada. Pero en esta segunda ola eso no puede ser posible y es por eso que estamos negociando", aseveró. Según el médico, algunas clínicas ya se organizan para sacar una solicitada.

Quien debiera estar en las tratativas con las obras sociales para bregar por una correcta financiación es la Superintendencia de Servicios de Salud. Los afiliados de las obras sociales también peregrinan por una correcta cobertura; sin embargo, aún ni los propios prestadores sanitarios privados tienen en claro quién está al frente del organismo.

Te puede interesar