EN EL GRAN CHACO QUEDAN MENOS DE 20 YAGUARETÉS

Sociedad 24 de mayo de 2024 Por Prensa
Los resultados surgen de un análisis detallado de su hábitat que hizo el Conicet y difundió Greenpeace. Los principales motivos de desaparición de la especie son la caza y la deforestación.
WhatsApp Image 2024-05-24 at 10.40.10

La cacería y la deforestación indiscriminada para ampliar la frontera agrícola en el Gran Chaco están empujando a que un emblema natural de la Argentina desaparezca. En esta región, que abarca Chaco, Formosa y parte de Salta y Santiago del Estero, apenas quedan entre 15 y 20 ejemplares de yaguareté. Son aproximadamente 7 millones de hectáreas en donde apenas el 3% está en condiciones óptimas para que el felino más grande de América pueda desarrollarse como corresponde. Este número es insuficiente para poder sostener y hacer crecer la población de animales que en todo el país ronda los 300 ejemplares y está en peligro crítico de extinción.

Con estos datos, investigadores del Conicet y de las universidades de Río Cuarto, Córdoba y Misiones junto al Proyecto Yaguareté y la Asociación Civil Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico desarrollaron una herramienta para aplicar políticas de conservación de la especie. La iniciativa se llama POCY (Paisaje Óptimo para la Conservación del Yaguareté) y demarca, a través de un mapa, las principales áreas de manejo para esta especie y su hábitat, y los espacios que deberían ser protegidos.

“Si la deforestación y la cacería siguen al ritmo actual en la región y no se trabaja con las zonas más degradadas, el yaguareté se va a terminar extinguiendo en el Chaco. Son densidades bajísimas las que hay. Lo que necesitamos es empezar a tener cada vez más áreas núcleo, cada vez más áreas aptas para que la especie empiece a recuperarse, se empiece a reproducir y que los cachorros que nazcan no sean cazados o mueran por la degradación del ambiente”, explicó al medio TN la Dra. Verónica Quiroga, investigadora del Instituto de Diversidad y Ecología Animal del CONICET.

Para Quiroga, ese 3% de áreas en estado óptimo es insuficiente porque el animal necesita poder circular y moverse por corredores seguros. Lo que faltan son acciones urgentes de parte de las provincias. “Necesitamos desmonte cero en toda la región chaqueña, empezar a trabajar el problema de la cacería, hacer más acciones de difusión, enseñar sobre la importancia de la especie. También brindarles a los pobladores locales alternativas productivas que no impliquen desmontes totales”, agregó la investigadora.

banner-wapp2

Te puede interesar