CON EL COLAPSO EN SALUD, RÍO DE JANEIRO DECRETA 10 DÍAS DE FERIADO

Ahora 23 de marzo de 2021 Por Rouse Leonor
Con una ocupación de más del 90% de sus camas de terapia intensiva, anunciaron diez días de feriados corridos desde el próximo viernes hasta el domingo 4 de abril para restringir al máximo los desplazamientos y frenar los contagios.
VGAR3JLD2JGRNHDHORDJAJ6IIE

La pesadilla que está causando el coronavirus en Brasil es cada vez más visible, en especial en las grandes ciudades. Mientras, se profundiza la grieta política entre los gobernantes estaduales y el presidente Jair Bolsonaro, quien desde un comienzo se encargó de minimizar el impacto de la pandemia y fue tildado de “psicópata” por el gobernador de San Pablo, Joao Doria.

En ese lapso solo se autorizará el funcionamiento de comercios esenciales y regirá un toque de queda entre las 23 y las 5 de la mañana del día siguiente.

En tanto, los bares y restaurantes solo podrán funcionar con un sistema de “delivery”. Las playas, prohibidas al público desde el fin de semana, permanecerán cerradas.

“Esos diez días no son diez días para festejar nada, sino para demostrar empatía y respetar la vida”, dijo el alcalde carioca, Eduardo Paes.

Brasil, con 212 millones de habitantes, registra 295.425 muertes desde el inicio de la pandemia, según datos oficiales. El estado de Río, con más de 35.000 decesos, es una de las regiones más afectados, con 204 víctimas fatales por cada 100.000 habitantes, frente a 141 en todo el país.

San Pablo en guerra contra Bolsonaro
También el estado de San Pablo, con más de 91% de las camas de terapia intensiva ocupadas, está bajo fuerte presión.

“Estamos en una situación de colapso. Estoy confrontado en este momento al peor desafío de mi vida”, declaró el gobernador Joao Doria a CNN.

Y enseguida disparó munición gruesa contra Bolsonaro.

”Estamos en uno de esos trágicos momentos de la historia en los cuales millones de personas pagan el precio de tener un dirigente psicópata y falto de preparación al frente de la nación”, declaró.

Bolsonaro recurrió la semana pasada ante la Corte Suprema contra las medidas de restricción impuestas en el Distrito Federal de Brasilia y en los estados de Bahía y Rio Grande do Sul. Además viene promoviendo aglomeraciones con sus partidarios y criticó las restricciones a la actividad económica.

Te puede interesar