TARTAGAL: UNA PAREJA COLOMBIANA INVOCAN LA PATERNIDAD DE UNA NENA Y LA JUSTICIA NO LES CREE

Policiales 06 de diciembre de 2016 Por
La jueza de Primera Instancia Civil de Personas y Familia de Primera Nominación de Tartagal Claudia Yance ordenó practicar estudios de ADN para comprobar la identidad de una menor que se encontraba en manos de una pareja residente en Salvador Mazza, supuestos progenitores de la niña L.V.Q. La jueza interviene en el control de legalidad de una medida excepcional.
Poder
Los supuestos progenitores, ambos de nacionalidad colombiana, invocan la paternidad de la niña quien se encuentra alojada en un hogar por dicha medida judicial excepcional mientras se avanza en la investigación. Los derechos de raigambre constitucional permiten a la jueza actuar en este sentido ya que está en juego el derecho a la identidad de la misma.
El supuesto progenitor E.J.Q. se encontraba imputado por el delito de amenazas y privación ilegítima de la libertad agravada de la víctima (la niña), legajo de investigación 97/16, copias de cuyo expediente la jueza ordenó incorporar a las actuaciones en su juzgado días atrás. En esta causa el señor Q., a pedido del Fiscal Penal interviniente, recuperó la libertad ordenándose medidas sustitutivas que no estaría cumpliendo a la fecha.
En el hogar que habitan se había dispuesto una consigna policial fija por el riesgo de la L.V.Q., medida que fue dispuesta por el Juzgado de Violencia Familiar y de Género de Tartagal.
En julio pasado la directora del establecimiento al que asiste la niña hizo una denuncia policial luego que L.V.Q. se negara a retornar a su hogar por miedo a ser agredida por sus supuestos progenitores. En ese momento la niña dijo tener otro nombre real, distinto de L.V.Q. y señaló a otra mujer como su madre. Dijo además sufrir mucho pegándole en muchas ocasiones. Los dos la acusaban de robarles plata. Es así como tomó intervención en la causa el Juzgado de Violencia Familiar y de Género de Tartagal, disponiendo las medidas de protección inmediatas.
Ante la gravedad de los hechos denunciados y por no haberse agotado las medidas dispuestas, la jueza Yance intimó a la Secretaría de Niñez y Familia practiar una serie de medidas inmediatas, entre ellas acreditar los vínculos entre L.V.Q. y sus presuntos progenitores.
El pasado 29 de noviembre, la misma jueza Yance, al advertir la alta vulnerabilidad de los hijos de la pareja ordenó la prueba de ADN.
La jueza advirtió que no se han acreditado los vínculos con los otros niños ni la identidad. Al comparecer la supuesta progenitora presentó una fotocopia de un DNI plastificada. La niña L.V.Q. no tiene documento alguno que acredite su identidad y el otro menor a cargo posee un pasaporte colombiano sin referencia a los supuestos progenitores.
En una entrevista con psicólogo de los restantes niños se pudo advertir que los dos mayores presentaban alto riesgo sugiriéndose ingresar a un hogar.
 
Nota al lector y a los medios: Se han omitido las identidades de los menores involucrados en el proceso y de los adultos para resguardar los derechos constitucionales de los niños y niñas (artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional). Se solicita a los periodistas que reproduzcan esta información apegarse al mismo respeto.
 

Te puede interesar