RIESGO DE TSUNAMI EN LA PATAGONIA ARGENTINA

Nacionales 11 de septiembre de 2019 Por
Una ladera se está desplazando hacia las profundidades del Lago Traful y podría provocar una gran ola.
lago-Traful_1568203049

Una ola gigante emerge desde las profundidades del lago y arrastra todo a su paso. Como en una escena de la película La última ola , el miedo a una gran inundación en el valle no deja en paz a quienes caminan por los senderos de Villa Traful, un pequeño pueblo turístico de la provincia de Neuquén.

«No es un mito ni una locura. Luego de varios estudios concluimos que en un mes o en 100 años, un tsunami puede ocurrir en la costa del Lago Traful y puede causar serios problemas si nadie hace nada», alerta el geólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del Conicet, Andrés Folguera.

Villa Traful está al borde del lago, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Ahí viven unas 400 personas que aprovechan al máximo la actividad turística de la zona, sobre todo en verano. Una de las atracciones es la vista del Bosque Sumergido, una ladera montañosa que en 1940 empezó a desplazarse hacia el fondo del lago.

«Hicimos un monitoreo a lo largo de los últimos ocho años y notamos que la ladera se mueve de manera acelerada y podría producirse un desmoronamiento de esa pared con alto riesgo de que se produzca un tsunami», afirma Folguera.

El bloque es de tres kilómetros de ancho, 10 de largo y se desplaza unos ocho metros cada dos décadas. «Ese es un movimiento muy rápido. Y si en algún momento se desmorona, se podría generar un tsunami», insiste.

Andrés tiene 49 años y nació en Chile, pero vive en Buenos Aires desde los tres años. A Villa Traful llegó por primera vez en 2007, cuando paseaba por el sur junto a su familia. «El lago lo conocí gracias a un poblador dueño de lanchas que me llevó a recorrerlo. Me acuerdo que me comentó que las ramas de los árboles se hundían cada vez más. Así empezó todo», cuenta.

Luego de varios estudios, publicados recientemente en la revista científica Journal of South American Earth Sciences, determinaron que en 22 años, los árboles se hundieron unos ocho metros. «Muchos árboles que medían 15 metros quedaron debajo del agua», explica Folguera.

El Lago Traful está en un valle de cordones de fractura, como muchos de los lagos del sur que fueron esculpidos por los glaciares. «Los tsunamis en ese tipo de lagos son comunes y cuanto más profundos sean, más grande será la ola. Los tsunamis en los lagos son más grandes que los oceánicos», indica.

El Traful tiene unos 300 metros de profundidad, por lo que una ola alcanzaría 100 metros de altura y llegaría hasta la costa sur del lago, según los cálculos empíricos que realizaron los investigadores para evaluar el riesgo de un potencial tsunami.

Te puede interesar