DURAS DECLARACIONES DE SILVESTRE EN LA MESA DE MIRTHA

Espectaculos 11 de diciembre de 2016 Por
El artista contó que Veronica Vieyra lo engañaba con Daniel Scioli y que una pareja mató al bebé que tuvieron de un tiro en la cabeza.

Más conocido como Silvestre, el cantante y actor José Luis Rodríguez, de 63 años, hizo anoche en la mesa de Mirtha Legrand un puñado de potentes declaraciones que dejaron sin aliento al resto de los invitados. En prácticamente 10 minutos contó que su ex, la actriz Veronica Vieyra, lo engañaba con Daniel Scioli, que no ve a sus hijos ni a sus nietos y que una pareja de los 17 años mató al bebé que tuvieron de un tiro en la cabeza.

"Un día voy a cobrar un alquiler de una propiedad que tenía y el que me tenía que rendir las cuentas me dijo: 'hablá con tu ex porque a partir de ahora dice que hables con sus abogados'", contó el artista al respecto del final de su relación con Vieyra. "Se quedó con absolutamente todas mis propiedades", explicó.

No es la primera vez que Silvestre se refiere a la conflictiva relación con la actriz, a la que ya había denunciado por haberse apropiado de varios de sus inmuebles luego de separarse en 2010. En junio, la había acusado de haberlo dejado "en la calle". Sin embargo, anoche el hombre reveló otro dato alarmante: "Esta señora salía con el ex gobernador de la Provincia desde los 13 años", remarcó. Entre Vieyra y Scioli hay una diferencia de 12 años

Las palabras del músico generaron un tenso clima en la mesa, pero serían solo la superficie de un drama mucho más profundo. "A los 17 años fui padre, pero mi vida fue una hasta esa edad y otra después de que mataran a mi hijo de un tiro en la cabeza. Tenía una año y cuatro meses", contó. "No fue un asalto, fue su madre", señaló.

Según dijo, la mujer se llamaba Marta y se quitó la vida tiempo después en una clínica en la que estaba internada. "En un momento de lucidez me escribió una carta y me dijo 'llevate al nene porque voy a cometer una locura'. Me llevé a mi hijo a la casa de mi madre y al mes me hizo una denuncia por secuestro", relató. "Tenía problemas psicológicos graves. Recuerdo que a guita de hoy pagaba 500 dólares por sesión con el mejor psiquiatra de aquella época", explicó.

Te puede interesar