CON CRÍTICAS AL IMPUESTAZO, SE APROBÓ EL NUEVO PRESUPUESTO MUNICIPAL

Nacionales 08 de diciembre de 2016 Por
El proyecto prevé un aumento del 64% respecto a los fondos utilizados en este año.
15416051_10211087062793954_181761641_n

Con un total de $3.486 millones, el presupuesto municipal para 2017 fue avalado por los concejales con la aprobación de un 64% superior a los fondos asignados para este año. El tratamiento del proyecto no esquivó cuestionamientos al incremento de impuestos y la oposición logró incorporar algunas modificaciones a la propuesta original enviada desde el Ejecutivo la semana pasada.

En cuanto al financiamiento del presupuesto, el 10% corresponderá a fondos propios del municipio, un 34% a fondos provinciales y un 56% a fondos nacionales surgidos de los acuerdos que el intendente capitalino, Gustavo Sáenz, firmó con el gobierno nacional.

“Habrá una inversión histórica en obra pública con un incremento del 289% respecto del año anterior”, destacó el secretario de Hacienda, Pablo Gauffin, la semana pasada, cuando presentó el proyecto, lo que implica que se destinarán 1.137 millones de pesos, contra 300 millones que se invirtieron este año.

Críticas al impuestazo

anto el Frente para la Victoria como el Partido Obrero denunciaron que el aumento de los impuestos y tasas municipales es un 7% mayor a lo anunciado por Gauffin, quien habló de un 22%, mientras que ambos bloques aseguran que el aumento llega al 29%.

El concejal del FpV, Luis Hosel, sostuvo que “en un principio se dijo que el aumento de tasas era de un 22% pero analizándolo advertimos que, en realidad, el aumento tanto en el impuesto inmobiliario como del automotor, es del 29%” y consideró que hay “un doble discurso del Ejecutivo”. Lo mismo argumentó el Partido Obrero, cuyos ediles detallaron que las tasas e impuestos que gravan la vivienda se incrementará un promedio del 30%; que en lo que tiene que ver con el gravamen al control de planos de instalaciones eléctricas y certificaciones de ampliaciones de vivienda, el aumento llega al 47%; que en todas las actuaciones administrativas que realiza la Municipalidad tendrán un incremento de entre un 50% y un 90%; que en lo relativo a cementerios y sus servicios habrá un aumento de entre un 30% a un 50%; y que las multas acrecentarán un 65%.

“Nuestro bloque no está de acuerdo con esto porque, por ejemplo, los eventos y festivales suben más del 6000% y es una locura cuando nosotros apoyamos una ordenanza para que se cobre un monto más razonable, pero el Ejecutivo lo aplicó sin tener en cuenta la opinión del Concejo”, agregó Hosel.

Otro aspecto señalado por Hosel fue que, del Fondo Participativo que corresponde a los centros vecinales, en el anterior presupuesto se destinaron 12 millones de pesos para consensuar obras con vecinos, pero que en este nuevo proyecto se destinarán solo dos millones.

Otro punto de cuestionamientos fue la facturación anual que tendrá Agrotécnica Fueguina. Al respecto Hosel apuntó: “si los fondos se usan correctamente está bien, pero no si hay manoseo y no se cumplen los contratos; yo vivo en la zona y veo el impacto que genera una empresa que viene violando normas”.

Trasladándolo en números, el Partido Obrero puntualizó que el presupuesto destina un tercio de sus fondos a las empresas contratistas de servicios; que de los 830 millones de pesos previstos para esos gastos, 500 millones serán pagados a una sola empresa: Agrotécnica Fueguina.

“Es un presupuesto histórico” El concejal de Salta Nos Une, Ignacio González, que integra la comisión de Hacienda defendió el proyecto presentado por el equipo económico del intendente Gustavo Sáenz. “Es un presupuesto histórico porque es un 46% superior al del año pasado gracias a gestiones de nuestro intendente para obras específicas y para llegar a la autonomía municipal”, consideró. González salió al cruce respecto de las críticas sobre el aumento de los impuestos: “se aumenta la unidad tributaria en un 22% por decisión del intendente, muy por debajo de la inflación, es una readecuación de la que no hay que preocuparse porque no hay un impuestazo ni un aumento desmedido”, aseguró. Ante la crítica del PO de que la concreción del presupuesto de obra pública está basado en recursos no garantizados y que por ello puede ser variable de ajuste, el edil aseguró que “los fondos son convenios que ya están firmados, están corriendo las licitaciones y por ello son una realidad”.

Te puede interesar