PROVEE EQUIPOS DE AUDICIÓN A PERSONAS HIPOACÚSICAS HASTA 19 AÑOS

Locales 07 de julio de 2020 Por prensa
El Ministerio de Salud Pública, a través del programa de Hipoacusia, que funciona en la órbita de la Subsecretaría de Medicina Social, brinda asistencia a personas sin obra social con trastornos de audición, proveyendo los dispositivos necesarios para cada caso.
multimedia.normal.b5dfb336b912a8ca.61756469666f6e6f2d72656361726761626c652d706172612d736f72646f732d5f6e6f726d616c2e6a7067

A través de este programa, se brinda asistencia a pacientes de cero a 19 años sin cobertura social, que presenten hipoacusia en uno o ambos oídos, o malformación genética denominada disgenesia. En una acción conjunta con el programa nacional, se gestiona la provisión de audífonos, implantes cocleares y osteo integrados, y vincha auditiva ósea.

Desde el año 2014 a la actualidad, se entregaron 142 audífonos y se realizaron 10 implantes cocleares a pacientes de toda la provincia. Además, hay 86 pacientes ingresados al sistema informático nacional en espera de recibir algún dispositivo o equipo para mejorar la audición.

El programa de hipoacusia se implementó en la provincia en setiembre del año 2014, con dependencia de la Dirección Materno e Infancia y del Programa Nacional de Hipoacusia, con la finalidad de detectar precozmente el problema mediante la pesquisa neonatal auditiva, a través de otoemisiones acústicas a recién nacidos y hasta los tres meses de edad.

Funciona en dependencias de la Dirección Materno e Infancia, ubicada en avenida Sarmiento 655 primer piso, con ingreso por el centro de Salud Nº 63, donde deben concurrir las personas sin cobertura social interesadas en gestionar la provisión de equipamiento.

Para más información sobre requisitos para ingresar al Programa de Hipoacusia, pueden llamar al teléfono 0387 4211846. También pueden solicitar la información escribiendo al correo electrónico [email protected]

Pesquisa neonatal

En la capital de la provincia, las pruebas de detección de la audición mediante otoemisiones acústicas se realiza en recién nacidos y hasta los tres meses de vida en el hospital Materno Infantil; en el anexo del hospital Papa Francisco que funciona en la escuela Ara General Belgrano; y en los centros de salud de Villa Primavera, Castañares, Nº 63 Roberto Nazr e Intersindical.

En el interior, la pesquisa neonatal auditiva se realiza en los hospitales: San Vicente de Paul, de Orán; Nuestra Señora del Rosario, de Cafayate; y Joaquín Castellanos, de General Güemes.

Además, desde el programa de Hipoacusia se trabaja en red con los efectores de la capital y el interior. “Tenemos un registro nominal de recién nacidos y nos desplazamos hacia distintos lugares para garantizar de que a todos se les efectúe la pesquisa neonatal auditiva a tiempo; en estos últimos días estuvimos trabajando en Cafayate y Las Lajitas”, comentó la responsable del programa provincial, Sonia Siminelakis.

La profesional agregó que “la incidencia de la hipoacusia es de 1 cada 5000 nacidos, por eso es fundamental la detección temprana, antes de los tres meses, para evitar que una cantidad importante de hipoacúsicos sean detectados tardíamente”.

La detección de problemas en la audición se realiza mediante otoemisiones acústicas, que es un procedimiento no invasivo y permite conocer la respuesta del bebé dormido a la estimulación sonora.

Uso de auriculares

Sobre los factores de riesgo de hipoacusia, Siminelakis dijo que, en la actualidad, el principal lo constituye la exposición a ruidos fuertes. “Una de las causas es el uso inadecuado de auriculares, la música por arriba de los 65 decibeles ocasiona problemas auditivos; lo aconsejable es que no se use por más de dos horas diarias, y a un volumen que permita escuchar otros sonidos del entorno; lo ideal es que la música que escucha quien está usando auriculares no sea escuchada por las demás personas”, expresó.

Después de los tres meses de vida, a los niños, adolescentes y adultos, se les realiza audiometría u otras pruebas, previa consulta con el otorrinolaringólogo para examen de oídos. Luego de ese examen, el especialista puede solicitar distintos estudios como audiometría, timpanometría, impedanciometría o prueba de potenciales evocados.

Detección temprana

La detección e intervención oportunas son fundamentales para disminuir las consecuencias de la hipoacusia en edades tempranas. De acuerdo con el grado del trastorno y el momento de aparición, pueden aplicarse distintos tipos de tratamiento, desde la utilización de audífonos, intervención fonoaudiológica, rehabilitación auditiva, cirugía reparadora del oído medio, implante coclear, etc.

Es de suma importancia la detección temprana y el tratamiento oportuno de la hipoacusia en recién nacidos que, en la Argentina, afecta a entre 700 y 2100 niños cada año. La Organización Mundial de la Salud estima que 32 millones de niños en todo el mundo tienen hipoacusia, lo que puede afectar su inclusión social y educativa, por lo que es crucial la detección antes de los tres meses de vida, a través de otoemisiones acústicas.

En el país, por ley Nº 25.415, en el año 2001 se creó el Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia. Esta ley establece que todo niño recién nacido tiene derecho a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y, en el caso de ser necesario, se le brinde tratamiento en forma oportuna.

Asimismo, obliga a las obras sociales y entidades de medicina prepaga a brindar las prestaciones médicas, proveer audífonos y prótesis auditivas y cubrir la rehabilitación fonoaudiológica. 

Te puede interesar