PICHANAL: PERIODISTA MULTADO POR DIFUNDIR FALSA INFORMACIÓN

Locales 22 de junio de 2020 Por Rouse C.
El Concejo Deliberante de Pichanal aprobó la resolución 02/2020 del Ejecutivo, referente al castigo aplicado al periodista local Ariel Barrios, por difundir información falsa, multa de $40.000.
1592786166896


La pena está establecida en el artículo cuatro, que expresa: "Se castigará con una multa de $20.000 a quienes distribuyan, compartan, hagan circular, generen por cualquier medio o vía de comunicación, ya sea oral, escrita, televisiva, radial, telefónica u otro canal informático, sea cual fuere el medio tecnológico, aparato u utilización de distribución escrita, una información falsa respecto del virus COVID-19, e igual medida será aplicada a aquellos que alteren una publicación oficial".

Por ello el Intendente Sebastián Domínguez notificó al comunicador a efectos de remitirle la resolución e imponiendo una multa de 40.000 pesos por incurrir en dos publicaciones falsas y adulteración de información oficial, en base a la resolución 002/2020, consecuencia del estado de emergencia en que están inmersos todos los ciudadanos de Pichanal.

"Ello quiere decir que la multa a imponerse es para todos aquellos que difundan, distribuyan o publiquen una información falsa, respecto de la pandemia COVID-19. Para el presente caso, el señor Ariel Barrios, difundiendo desde su misma cuenta de Facebook información falsa y que nada tiene de real, y sin medir consecuencia, alguna alertó indebidamente a la población, puso en estado de alarma de manera innecesaria causándole intranquilidad y un gran temor a la población pichanalense".

No obstante ello, también comete una segunda transgresión, "adulterando una publicación oficial intenta lograr su cometido, que no es otro que alarmar indebidamente a una comunidad, sabiendo de la sensibilidad en la que se encuentra como consecuencia de la pandemia mundial, hecho que fue aclarado por el comisario local, confirmando que se trataba de controles de comercios en barrio Nueva Jerusalén y no de un protocolo establecido para COVID-19 alarmando a la comunidad cuando nada de eso fue real.

Te puede interesar