DESBARATARON UNA RED DE TRATA DE PERSONAS EN SALTA

Locales 09 de diciembre de 2019 Por prensa
Se trata de una pareja y tres mujeres que explotaban sexualmente a jóvenes en una vivienda ubicada en macrocentro, en la intersección de Astigueta y Damián Torino.
narcos-640x427

La justicia Federal llevó adelante una investigación que logró desbaratar una red dedicada a la trata de personas y que funcionaba en el macrocentro salteño.

Hasta el momento son cinco los detenidos, cuatro mujeres y un varón. Según explicó la justicia llegaron a cobrar pisos semanales de 6000 pesos a las jóvenes que explotaban.

El fiscal federal Eduardo Villalba formalizó la acusación contra un mozo de 61 años y su pareja de 62, tras un minucioso trabajo que lleva adelante el Ministerio Público Fiscal desde el 30 de octubre, aunque el tres de diciembre pasado se inició el proceso contra tres mujeres detenidas en la zona denominada El Bajo.

El fiscal indicó que si bien las tres detenidas incurrieron en el delito de trata, no eran el eslabón final de la cadena y siguieron investigando hasta llegar a aquello que se llevan la mayor parte del botín. Lo que se concretó la semana pasada tras un allanamiento en las calles Astigueta y Damián Torino, una de las dos casas donde se realizaron allanamientos, detenciones y el secuestro de numerosos elementos probatorios.

La pareja fue señalada como los receptores principales de las ganancias que surgían de la explotación sexual detectada en la vivienda de calle Astigueta, de su propiedad, la cual y pese a los procedimientos, seguía con la misma actividad. Allí explicó que de la declaración de las víctimas, como así también lo referido por las tres imputadas, les exigían el pago de 6 mil pesos semanales, los que eran cobrado a la vuelta de esa vivienda por “la señora ”, quien solía ir en distintos vehículos.

Cuando no se llegaba a esa suma se generaba un endeudamiento en las mujeres dedicadas a la prostitución, siendo éste uno de los tantos “indicadores” que el delito de trata señala como requisito para su comisión. Algunas de las víctimas se vieron obligadas, incluso, a buscar préstamos para intentar afrontar esa situación.

Villalba explicó que otra imputada, señaló que debía pagar 100 pesos por día. En la vivienda fueron rescatadas entre 15 y 18 mujeres que declararon eran explotadas por 500 pesos. No todas eran de la capital salteña, algunas provenían de Jujuy y otras del interior provincial.

Se solicitó la prisión preventiva de la pareja, en especial por la posibilidad de que, en libertad, se entorpezca el proceso penal a través de amenazas y otras maniobras de hostigamiento. Cabe señalar que una de las víctimas sostuvo que la acusada la habría golpeado tras los procedimientos, señalándola como la “buchona”.

El fiscal federal Villalba solicitó la clausura de la vivienda, pues se pudo establecer que tras los procedimientos, la actividad de explotación sexual en el domicilio de calle Astigueta siguió adelante, por lo que indicó que es necesario, desde la justicia, instar una fuerte medida a fin de hacer cesar este flagelo.

El juez Leonardo Bavio ordenó la prisión preventiva de los acusados -en principio por 30 días- como así también dispuso la clausura del domicilio; en ese sentido, ordenó que la medida se diligencie a través de la municipalidad de la ciudad.

Te puede interesar