#COPASALTA: SAN ANTONIO CAMPEÓN

Deportes 31 de octubre de 2019 Por
El "Tanque" Villa, haciendo honor a su apellido, le dio anoche el único gol de la victoria a su gente, en la gran final frente a Barrio Obrero, de Joaquín V. González. La primera edición se jugó en el estadio Padre Martearena.
san-antonio-640x365

Una fiesta indescriptible para el cierre y la coronación de la Villa San Antonio como campeón de la Copa Salta, en su primera edición y que en la final venció a Barrio Obrero de Joaquín V. González por 1 a 0, con un gol convertido por el “Tanque” Leonardo Villa y a la vez clasificó al próximo torneo Regional Federal Amateur.

Realmente fue jolgorio lo que anoche vivió la gente de la villa en el estadio Padre Martearena y que se armó luego del definitorio partido que disputaron con el representativo anteño.

Y fue el equipo del Toti Olarte que intentó ejercer el control del juego, buscando la forma de acercar peligro en la valla de enfrente. Pero el conjunto de Barrio Obrero también demostró el porqué llegó a jugar a esta instancia del torneo, con un formación que además de encontrar la entrega en sus hombres, le aportó cierto ingenio para producir jugadas que le posibilitó llegar hasta el arco defendido por Juan Mulieri.

Así fue que una jugada de contraataque, el número nueve Cesar Facciuto remató desde fuera del área que dio en el horizontal. Un señal para San Antonio que tuvo que mantener la suficiente concentración para no volver a quedar a contramano y que le hubiera costado un dolor de cabeza.

En la primera parte del juego, Marcos Navarro pasó desapercibido y la cuota de fútbol quedaba a cargo del Poro Domínguez, quien se debatía en soledad en la zona media, aunque Mauricio Hoyos se las arregló para complicar el trabajo defensivo del conjunto anteño.

Pero Barrio Obrero no se quedó de brazos cruzado y mientras sus hombres encontraban los espacios vacíos para efectuar la descarga equilibraron el trámite, aunque le faltó peso ofensivo, porque en la mayoría de los casos todo se diluía pasando en tres cuarto de cancha.

Como el gasto comenzaba a pasar alguna factura en cuanto a lo físico, llegaron los cambios y el acierto del Toti Olarte fue con el ingreso del Tanque Villa, justo para que el atacante en la primera estocada a fondo y de atropellada la mandara a guardar adentro del arco. Gol y algarabía. Allí se desvanecieron las esperanzas de Barrio Obrero y la dimensión de un nuevo logro se agigantó en la gente de la villa, que celebro con el grito del “dale campeón” “dale campeón”. 

Ahora, el ganador de la Copa Salta, adquirió el derecho de disputar una finalísima frente a Talleres de Perico (campeón de la Copa Jujuy), para definir el campeón del norte.
Ah, faltaba! Como no se cobró entrada la gente colaboró con donaciones que la distribuirán para entidades de bien público.

Te puede interesar