LUEGO DE LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA, TALCA SE COMPROMETE A PAGAR SU DEUDA SALARIAL.

Política 21 de octubre de 2019 Por
La embotelladora entregará una propuesta a los trabajadores. Aseguran que no habrá despidos.
multimedia.normal.a00e3c9fe9d3752a.5061726f20656e2054616c63615f6e6f726d616c2e6a7067

Si bien los ánimos siguen caldeados entre los 90 trabajadores de la embotelladora de soda y gaseosas Talca, hay un avance de solución al conflicto que se planteó la semana pasada por deudas salariales. En la reunión de conciliación obligatoria que tuvo lugar el viernes pasado entre las partes en la Secretaría de Trabajo, desde la administración de la empresa se comprometieron a abonar lo que deben y a no despedir a nadie. Ahora falta resolver cómo se pagará la deuda que asciende a $8 millones y se acumula desde hace más de un año. 

Los trabajadores de Talca realizaron una protesta la semana pasada en la planta de la firma ubicada en avenida Tavella y ruta 26 y habían amenazado con iniciar una huelga. Por esa medida de fuerza, desde la patronal advirtieron que iban a cerrar sus puertas en la provincia. Desde la cartera de Trabajo de la Provincia intervinieron para intentar frenar la escalada del conflicto laboral, que se suma a la ola de cierre de comercios que se empezó a agudizar en los últimos meses en la capital salteña. 

Juan Carlos Ortega, secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de Aguas, Gaseosas y Afines (Sutiaga), indicó que la embotelladora empezó a pagar los sueldos con la escala vigente de un convenio salarial firmado en 2018 por Sutiaga una vez que ese acuerdo fue homologado recientemente por Trabajo de la Nación. Pero hasta ahora no depositaron el retroactivo correspondiente a ese aumento desde hace más de un año. 

A cada empleado se les debe alrededor de 120 mil pesos bajo este ítem, de acuerdo a cálculos de Ortega, que la empresa tiene la obligación por ley de abonar. 

Talca no es la única empresa que apela al recurso de no abonar los convenios salariales que se firman entre los sindicatos y las centrales que representan a las patronales de cada rubro hasta que no sean homologados por Nación. Generalmente ese trámite burocrático tarda entre un año y año y medio, y durante ese tiempo los sueldos quedan congelados con un absurdo amparo legal que permite salarios bajos en un contexto de inflación incesante en los precios de la canasta básica familiar. Cuando se homologan los acuerdos algunos empresarios, como los de la embotelladora, actualizan los sueldos pero siempre a valores de por lo menos un año atrás.

El titular de Sutiaga dijo que está previsto que mañana la empresa entregue la propuesta sobre la metodología para pagar la deuda, que luego será analizada en asamblea.

Te puede interesar