PERSONAS CIEGAS RECLAMAN POR UNA LEY

Locales 08 de octubre de 2019 Por
La normativa que los beneficia fue aprobada, pero no la reglamentan.
pastrana-640x366

El 13 de agosto último se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la ley 8.152, que crea el Centro de Rehabilitación Integral para personas con discapacidad visual. Si bien la ley lo concibe como un "organismo descentralizado y autárquico", lo coloca "en jurisdicción de la Secretaría de Servicios de Salud del Ministerio de Salud Pública".

La norma establece que los gastos que demanden su cumplimiento serán cubiertos por el presupuesto de este año y que deberá reglamentarse en el plazo de 90 días desde su promulgación.

La presidenta de la Fundación Salteña de Ciegos (Fusac), María Elena Pastrana, quien presentó este proyecto de ley hace dos años en la Cámara de Diputados, manifestó que están esperando que desde Salud Pública los convoquen a una audiencia para hacer sus aportes a la reglamentación de la ley.

Desde hace más de 20 años, Pastrana demanda la creación de un centro de rehabilitación para personas que quedan ciegas y, desde hace 15 años, preside en Fusac el único espacio que brinda este servicio en la provincia, para cubrir una necesidad de la que el Estado no se hace cargo.

LA FUNDACIÓN SALTEÑA DE CIEGOS (FUSAC) BRINDA ATENCIÓN Y CONTENCIÓN A PERSONAS CON DISMINUCIÓN VISUAL. SU SEDE ESTÁ UBICADA EN LA MANZANA 1, CASA 4 DE BARRIO LIMACHE.


Orientados por abogados del mismo gobierno provincial, desde Fusac presentaron notas ante la cartera de Salud Pública, para estar en la mesa de expertos que reglamentará la ley y poner en marcha este servicio. Pidieron audiencia con el ministro de Salud, Roque Mascarello.

La respuesta que recibieron por escrito dice solo que, cuando se abra la mesa de trabajo para reglamentar la ley, los convocarán. Hasta ahora no saben nada más.

«De este modo, incumplen con la misma ley, que fue promulgada por el mismo gobernador (JUAN MANUEL URTUBEY), porque se tiene que poner en marcha con el presupuesto vigente», advirtió Pastrana.

La presidenta de Fusac exigió: "Que los sectores de poder, en este caso el Gobierno, después de tantos años, que son más de 20, den una respuesta concreta y el espacio donde tiene que funcionar (el centro de rehabilitación). Ahora ya estamos respaldados por una ley".

Un pedido con historia

Pastrana contó que, desde que empezaron a luchar por la rehabilitación de personas con discapacidad visual adquirida, pensaron que este tenía que ser un servicio oficial: «Esta lucha comenzó hace muchísimos años y, después de hacer cuatro o cinco muestras de tiflología durante cinco años para que el Gobierno tomara conciencia, las personas ciegas tomamos la iniciativa de hacer un centro privado y para eso creamos Fusac».

Desde hace 15 años este es el único centro de rehabilitación para personas con discapacidad visual adquirida en la provincia.

En 2017, presentaron el proyecto ante la Legislatura y lo recibió el presidente de la Cámara de Diputados, MANUEL SANTIAGO GODOY.

Volcados a la comunidad

Para compartir la alegría de haber obtenido el logro de la ley 8.152, Fusac decidió proyectarse a la comunidad. Durante el último mes y medio donaron revistas y juguetes a la escuela Corina Lona; libros y revistas, al área de ciegos de la Biblioteca Provincial; productos de perfumería y mercadería, al hogar de ancianas Cristo Rey, y juguetes, libros, revistas, ropa y mercadería, a los niños y niñas que asisten al merendero Un Paraíso de Esperanza, en el barrio Los Paraísos.

"La persona con discapacidad visual, a pesar de su limitación, también es una persona útil y puede ser activa y proyectarse solidariamente hacia otras organizaciones", manifestó Pastrana.

Te puede interesar