FESTEJO INFERNAL

Deportes 30 de octubre de 2018 Por
Salta Basket ganó su primer partido en la temporada. Se impuso como local ante Oberá Tenis Club 87 - 73. Rasio con 19 pts y Fernandez con 17 pts fueron los mejores. El ganador no contó con Gerbaudo lesionado.
SALTA BASKET

El combinado local arrancó la noche con una ausencia de mucho peso, nada menos que la del capitán Diego Gerbaudo. A raíz de una sobrecarga en la pierna derecha, el base cordobés se perdió todo el partido. Una baja sensible para Los Infernales en su tercera presentación.

Pese al déficit, el joven Facundo Dellavalle, plaza U23, ingresó desde el primer segundo y no desentonó. El exjugador de Tucumán BB en el Torneo Federal se hizo cargo de las ofensivas del equipo durante todo el primer cuarto y luego descansó unos minutos. Lapso que el entrenador en jefe infernal, Leandro Hiriart, probó algunos minutos sin un base natural dejando el armado en manos de Fernández, Mariani o incluso Eseverri.

Los misioneros llegaron a La Linda con la sangre en el ojo, el sábado habían caído en tierras santiagueñas por un doble (79-77) frente a Independiente. Por esto último pero también por la necesidad de sumar en la ruta, puntos que serán vitales a la hora de clasificar al Súper 4, los dirigidos por Alejandro Kuperman saltaron al rectángulo de juego con el cuchillo entre los dientes.

Los primeros 20 minutos (dos cuartos de 10 minutos) el domino fue todo del local. La fase defensiva venía siendo la materia a rendir tras los dos primeros juegos y trataron de corregir en ese sentido. Sin embargo, los misioneros arrancaron con una muy buena efectividad de tres puntos lanzando poco pero muy efectivo (terminaron con un 80 por ciento en tiros de tres puntos) lo que les permitió estar siempre al pie del cañón y en algunos momentos pasando al frente en el marcador.

Lo mejor de Los Infernales llegó en el penúltimo período. Cuando las acciones pedían juego en transición Salta Basket lo hizo y provocó mucho daño. Corrió el rectángulo junto con Dellavalle, Mariani y Lisandro Fernández. Claro dinámica que Los Infernales pudieron desplegar tras las asperezas que los internos aguantaron en el poste bajo con Goyo Eseverri, Rasio –alternó con Stucky- y Cutlley.

Una verdadera prueba de fuego que supieron sortear con creces no solo el base de Tancacha, Dellavalle, que tuvo que reemplazar a Gerbaudo, sino también para el de Cañada de Gómez, Lisa Fernández, que jugó un partidazo, el propio Stucky –luchó con todos y metió una gorra para arrancar el ´uuuu´del público salteño- y el salteño ficha U23 del Portal de Los Andes, Campo Quijano, Nicolás Álvarez que se dio el gusto de clavar su primer bomba de tres en La Liga Argentina.

Con el partido casi resulto y más de la mitad del último cuarto por jugar, en Oberá el más productivo y regular fue el goleador de la noche: Hooper, el interno extranjero tuvo muy buena mano en varios pasajes del juego y se sacó chispas con los internos salteños. Dada la diferencia que consiguió el elenco local, Hiriart mandó al campo de jugo al salteño Álvaro Solís, quien hizo su debut oficial en la competencia. Gran partido para Los Infernales con una ausencia importante como la del capitán Diego Gerbaudo, consiguió el primer triunfo para certificar que la tercera fue la vencida tras los dos primeros juegos sin victorias en el Delmi. Ahora el representante norteño buscará seguir ganador cuando visite a Villa San Martín (4/11) e Hindú Club (6/11) en Resistencia, Chaco

Te puede interesar