POR ES EL DÍA MUNDIAL DEL PARKINSON SE DARÁ UNA CHARLA REFERIDO A LA ENFERMEDAD

Locales 11 de abril de 2018 Por
La disertación está destinada a pacientes, familiares, cuidadores y toda persona interesada en conocer detalles, síntomas y tratamiento de la patología.
Fisioterapia-parkinson-652x321

Hoy es el Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson. Con tal motivo, el servicio de Neurología del Hospital San Bernardo brindará desde las 10, una charla sobre características, síntomas y tratamiento de esta patología.

La disertación estará a cargo de la neuróloga Carolina Villa y se llevará a cabo en el salón auditorio del hospital. Está destinada a pacientes, familiares y cuidadores, como también toda persona interesada en la temática.

El hospital San Bernardo es el centro de referencia en la Provincia para el tratamiento de esta enfermedad, consistente en un proceso neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso central y provoca alteraciones motoras. Se trata de una patología crónica, que afecta de manera diferente a cada persona. En algunas, la evolución puede ser muy lenta, mientras que en otras evoluciona rápidamente, aunque no es causa de muerte.

Los síntomas más frecuentes son temblor, rigidez, lentitud de movimientos, inestabilidad postural, rostro inexpresivo, escritura lenta, torpeza manipulativa, marcha lenta e irregular, trastorno del equilibrio, caídas. Con frecuencia, unos años antes de aparecer estos síntomas, los pacientes pueden padecer depresión, reducción del olfato, dolor muscular o articular, fatiga, estreñimiento, incontinencia urinaria, trastornos oculares y de conducta del sueño.

Hasta el momento no se ha podido determinar la causa de esta enfermedad, por lo que tampoco se conocen modos de prevención. Afecta a varones y mujeres, generalmente mayores de 65 años y en menor porcentaje por debajo de esa edad.

Cabe decir que la Enfermedad de Parkinson no es igual a la Enfermedad de Alzheimer, ya que la primera no altera los mismos neurotransmisores ni las mismas áreas cerebrales. Por lo tanto, no se afecta el juicio, el sentido común ni la memoria.

Si bien no hay cura definitiva, existe medicación que permite controlar la progresión de la enfermedad y morigerar las molestias en forma razonable, según cada paciente y las características de la afección. También se puede utilizar terapias complementarias que ayudan a mantener una vida activa y al autocontrol de las funciones motoras, como logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional, hidroterapia, masajes, etc.

El médico inglés James Parkinson describió esta enfermedad en 1817, llamándola parálisis agitante, debido a dos de sus características: la rigidez y el temblor.

Te puede interesar