CONDENA PARA SEBASTIÁN "CUCHI" RAMOS POR LA GOLPIZA A MARTÍN GRANDE

Locales 09 de abril de 2018 Por
Ramos fue condenado a un año y ocho meses de prisión en suspenso por lesiones graves y amenazas, en juicio abreviado.
44128-sebastian-cuchi-ramos-acepta-la-culpabilidad-de-la-golpiza

Condenaron a Sebastián “Cuchi” Ramos a la pena de un año y ocho meses de prisión en suspenso, después de que el periodista y diputado nacional Martín Grande aceptara el acuerdo para celebrar un juicio abreviado. Previamente, Ramos reconoció su culpabilidad en la golpiza perpetrada contra Grande y ofreció disculpas. Lo condenaron a lesiones graves y amenazas.

Por su parte, Grande consideró que una condena “es lo mejor que le puede pasar al Cuchi y a nosotros”, ya que le va a servir a él, “para que ande por la vía correcta”; y para Grande y sus abogados, para no volver a Tribunales.

“Espero no tener que verlo otra vez. No creo que nos crucemos” dijo Grande, y agregó que no cree que suceda porque Ramos “vive de noche y yo de día”.

Si no prosperaba el acuerdo, el hijo del secretario general de ATSA iba a ser juzgado hasta el viernes 13 por lesiones graves y amenazas (por la fiscalía) y coacción y lesiones graves (por la querella particular) contra el periodista y diputado nacional Martín Grande.

El hecho por el cual fue condenado Sebastián “El Cuchi” Ramos ocurrió el 6 de diciembre de 2016, al mediodía, en Las Palmeras y avenida Bicentenario de la Batalla de Salta. Ese día, Grande detuvo su camioneta en el semáforo ubicado en la intersección de ambas calles y a su lado se detuvo el auto del imputado. Ramos se bajó de su vehículo y, tras increpar a Grande, le propinó varios golpes de puño en la cara. Grande tuvo que ser sometido a distintas intervenciones en la nariz y la dentadura.

La audiencia unipersonal estuvo a cargo de la jueza María Gabriela González. Intervino el fiscal penal 2, Justo Alberto Vaca, y los querellantes Pedro Oscar García Castiella y Marcelo Grande. En la defensa técnica del imputado se desempeñaron Gustavo Krause y Juan Casabella Dávalos.

Te puede interesar