SALTA BASKET NO LEVANTA CABEZA PERDIÓ EN MAR DEL PLATA

Deportes 01 de febrero de 2018 Por
Los infernales cayeron por 81 a 68 con Peñarol, Diego Gerbaudo tuvo una seria lesión y Thornton fue el goleador con 23 puntos el equipo de De Cecco no puede cambiar el rumbo
gianella-1

Definitivamente, Salta Basket no está bien. Para nada feliz. Precisamente en la ciudad de la alegría, de las vacaciones, juegos y esparcimiento, el conjunto salteño volvió a tener una noche mala, bastante mala. 
Frente a Peñarol, los infernales perdieron por 81 a 68 mostrando las falencias de siempre y con el agravante de haber perdido en las primeras acciones del partido a su conductor dentro del rectángulo: Diego Gerbaudo.
El base cordobés tuvo que abandonar el juego por una lesión en su mano izquierda y debió ser trasladado a una clínica con urgencia. Se temía anoche una lesión ósea. Se confirmará hoy.
Lo cierto es que Salta Basket perdió rápidamente la línea y se vio abajo en el marcador desde el minuto cero. Aún así cerró el primer cuarto con una leve desventaja de 20-18 y gracias al peso de Al Thornton en la zona pintada. 
En el segundo parcial, el quinteto marplatense estiró la ventaja a 10 puntos y luego a 12, ejerciendo una superioridad por momentos abrumadora. Es que el conjunto de De Cecco volvió a aflojar en la marca y la distancia se fue a 14 puntos al promediar esta etapa (35-21). 
Solo por Thornton, imparable debajo del tablero y goleador del partido con 23 puntos, Salta Basket mostraba una luz de esperanza (35-26). Pero llegaron unos minutos de pifias, de tiros de tres sin buen destino, pases mal dados que Peñarol aprovechó para volver a alejarse (41-27), con movimientos de mucha coordinación y velocidad.
Kyle Lamonte fue una máquina de acertar de media y larga distancia en ese tramo del encuentro, por eso el local se fue lejos en el marcador, con una distancia de 16 puntos (48-32).
Con Thornton, Espinoza, Zilli, Goldenberg y Harris, Salta Basket salió a jugar el tercer periodo y tuvo otra actitud y concentración, eso que tanto se reclama fecha a fecha. Y el resultado estuvo a la vista: la brecha se rebajó a cinco puntos. Harris afinó la puntería y se animó a filtrarse (53-46); luego fue Thornton quien empujó al equipo (53-48). Salta Basket no se daba por vencido pero la marca defensiva era una cuenta pendiente.
Un triple del Guaitia, tercer goleador del local, cortó una sequía de varios minutos en Peñarol, pero Espinoza devolvió de la misma manera para mantener la corta distancia en el tablero. Era el mejor cuarto de los infernales pero que terminó empañado en los últimos segundos ya que volvió a perder marcas y efectividad de lanzamientos, con lo cual el conjunto de Leo Gutiérrez volvió a estirar a 11 puntos.
Un triple y un error en la salida de Goldenberg pusieron a los marplatense nuevamente cómodos en el score (72-55) y adiós esperanza de poder remontar. Quedaban poco más de 8 minutos del último cuarto y la sensación que impregnaba la en La Feliz era de partido liquidado. Salta Basket no volvió a tener respuestas y quedó otra vez mal parado en la Liga, con otro partido duro como el que se viene contra Quilmes en la misma ciudad, el viernes.

Te puede interesar