ARRIBÓ A SALTA LA ANTENA DEL CENTRO RADIOASTRONÓMICO QUE SE INSTALARÁ EN LA PUNA

Tecnologia 17 de enero de 2018 Por
La usarán en investigaciones sobre el universo. El proyecto dará oportunidades de trabajo y un atractivo especial para el turismo científico y general en la puna salteña.

Esta mañana el convoy que transporta las 19 grandes piezas del mega telescopio del Proyecto LLAMA, realizó una parada en el peaje Cabeza de Buey antes de transitar por Güemes y pasar por Jujuy hasta llegar al punto cero en Alto de Chorrillos en el departamento Los Andes donde será ensamblada para dar origen al Centro de Radioastronomía.

LLAMA es el proyecto científico tecnológico más importante del Mercosur mediante el cual se constituirá un centro de excelencia de investigación radioastronómica a nivel mundial. Brindará a San Antonio de los Cobres oportunidades de trabajo y  un atractivo especial para el turismo científico y turismo en general.

La carga llegará a destino después del 20 del corriente, allí se unirán las partes para luego montar un mega telescopio que se usará para realizar estudios sobre la evolución del universo, agujeros negros, formación de galaxias y de estrellas, entre otros.

Con el telescopio en funcionamiento el centro de radioastronomía tendrá un alto impacto en la transferencia de tecnología, y conocimiento de ingenieros y técnicos en la implementación del instrumento, fundamentalmente, posibilitará estudios en altas frecuencias que se complementarán en la investigación de fenómenos solares y misterios del  universo sobre su origen y evolución.

 La antena llegó desarmada desde Europa, tiene un peso total de noventa toneladas y fue trasladada en varios camiones debido a sus dimensiones. El plato de la antena, mide 6,5 metros de ancho y no se puede desarmar. Una vez que tenga los paneles montados, la estructura entera tendrá 12 metros de diámetro. El armado en Alto Chorrillos estará a cargo de un equipo técnico del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR)  al que se sumará mano de obra local y personal de la empresa alemana Vertex, que la construyó en su planta tecnológica de Duisburg.

Te puede interesar