EL ÚLTIMO REGRESO DE TEVEZ

Deportes 10 de enero de 2018 Por
Si bien ya se entrena desde el viernes pasado con el plantel, el jugador cumplió con el protocolo y habló junto al defensor Emmanuel Mas, que llega desde Turquía. “Salimos mano a mano con el club chino, Boca no tuvo que poner plata”, dijo.
na25fo01_7

Carlos Tevez, visiblemente feliz luego del entrenamiento de Boca en la Reserva de Cardales, dijo que arrancó este tercer ciclo con la casaca que ama porque quiere “ganar la Libertadores”, y aseguró no arrepentirse “de nada”, tras la salida que emprendió a fines de 2016 para sumarse al Shanghai Shenhua de China. “Pretendo cumplir el sueño de ganar la séptima Copa”, indicó el delantero con relación a la inminente participación boquense en el máximo certamen continental. “Extrañaba ese cosquilleo que pasa por el cuerpo en el túnel antes de salir a la Bombonera”, comentó sonriente, al tiempo que sorprendió al considerar que la posibilidad de estar en el Mundial de Rusia sería “la consagración” de su carrera. 

El jugador acordó un contrato por dos años con el presidente Daniel Angelici, presente junto con el defensor Emmanuel Mas, el otro refuerzo que viene de jugar en el Trabzonspor de Turquía. “Esto es un sueño, sé lo que significa Boca a nivel mundial”, apuntó el ex lateral de San Lorenzo.

El viernes pasado, Tavez ya se había sumado a la pretemporada luego de poner fin a su contrato de 40 millones de dólares por temporada con el Shanghai Shenhua, donde se fue en 2017. “Estar de vuelta en casa y disfrutar esto con los amigos, volver a tener este sentimiento, es único. No me arrepiento de nada. Volví para ganar la Libertadores”, añadió sobre el certamen que Boca ganó seis veces y en el que este año debutará el 1º de marzo, como visitante, frente a Alianza Lima de Perú como parte del Grupo 8, que también integra Palmeiras de Brasil. El cuarto participante de la zona surgirá de la primera fase de la Copa.

Tevez disputó su último partido en Boca el domingo 18 de diciembre de 2016, cuando el equipo goleó 4-1 a Colón. Había retornado al club a mediados de 2015 tras jugar once temporadas en equipos de Brasil, Inglaterra e Italia. Pero cuando se incorporó al Shanghai Shenhua por 84 millones de dólares, recibió algunas críticas. “Afuera de la cancha no tengo nada para decir. Adentro se va a ver que mi compromiso con el club sigue siendo siempre el mismo. Quiero disfrutar estos dos años que firmé con Boca porque es lo último que me queda. Salimos mano a mano con el club chino, Boca no tuvo que poner plata. Así como gané, también perdí. Estoy bien. Se me hace mucho más fácil si estoy feliz”, dijo Tevez, que el 5 de febrero cumplirá 34 años y sueña con ganar el máximo torneo continental.

Te puede interesar