BUEN DEBUT DEL "TANO" RIGGIO EN EL "ALBO"

Deportes 09 de octubre Por
Sin sobrarle nada y pagando factura por el cansancio Gimnasia y Tiro, le ganó 1 a 0 a San Jorge con la vuelta de Riggio como DT. Triunfo vital en lo anímico a 6 días del clásico salteño.
01

Sudando la gota gorda. Evidenciando aún falencias profundas en sectores clave. Y sobre todo, padeciendo las consecuencias de un plantel diezmado y con una carga de estrés y desgaste importante en solo nueve días (la salida de Botella, jugar tres partidos en una semana y un viaje extenso en el medio). Pero con potencial, un buen componente actitudinal y con mucho por mejorar de cara al futuro, Gimnasia y Tiro logró otro triunfo que lo revitaliza, le cambia el semblante, lo predispone anímicamente de otra manera y lo acomoda en la conversación, en la tabla de posiciones de la Zona 4 del Federal A, al vencer 1 a 0 a San Jorge en el Gigante del Norte, el día de la presentación de Víctor Riggio en el banco de suplentes albo, cumpliéndose esta vez una de las falsas verdades del fútbol, aquella de que técnico que debuta debe ganar.
Y Gimnasia lo hizo, sin ser un derroche de virtudes, sin sobrarle nada, sin mostrar futbolísticamente algo nuevo en relación a la era Botella, en un plantel con limitaciones pero con enjundia, donde el desafío del Tano será encontrar funcionalidad en sus componentes en medio de las carencias de cara a un futuro inmediato.

03


Pero el albo supo golpear en el momento justo y ese fue el “plus” que necesitaba en un partido “chivo”, de esos donde la inteligencia y la lucidez suelen marcar diferencias. Y en la pelota parada encontró la llave del triunfo a los 39’ del primer tiempo, tras un corner desde la izquierda, un cabezazo de Agüero en el segundo palo y otro testazo de Toledo de pique al suelo para batir la resistencia de Carrizo (los tucumanos se quedaron reclamando off side en una jugada muy fina).
El complemento mostró una mejor versión del albo, aunque los yerros defensivos (Cazula se destacó entre todos) y las dificultades en la generación (Motta fue el que aportó más claridad en la tibieza general) lo hicieron sufrir y sudar hasta el fin.

02

Como el equipo, ellos también deben mejorar

El hincha de Gimnasia no le escapó a la tendencia general del fútbol salteño en los últimos tiempos. Menos de 2 mil personas se hicieron presentes en el Gigante para presenciar el debut de Víctor Riggio en la conducción técnica. Sin embargo, el aliento constante fue un puntal anímico para el equipo.

Te puede interesar