COMIENZA LA CAMPAÑA DE PREVENCION DEL CANCER DE PIEL

Salud y Bienestar 14 de noviembre de 2016 Por
Se realizará durante toda la semana en los hospitales San Bernardo, Papa Francisco, Materno Infantil y Señor del Milagro.
CANCER

En Salta son cuatro los hospitales públicos que adhirieron a la iniciativa de lucha contra el cáncer de piel; propuesta que busca concientizar a la población sobre la importancia de los chequeos médicos tempranos, para una detección oportuna de posibles casos.

En el Hospital San Bernardo, Papa Francisco, Materno Infantil y Señor del Milagro, desde hoy al 18 de noviembre, se ofrecerá atención gratuita a todos los pacientes que voluntariamente se acerquen a realizar consultas por lesiones de piel sospechosas.

El Servicio de Dermatología del Hospital San Bernardo atenderá sin turnos previos ni derivación médica de 7.30 a 12 a pacientes que posean manchas sospechosas en la piel o lunares.

Asimismo, en el Hospital Papa Francisco y Señor del Milagro también se brindará atención de especialistas en la temática, que por orden de llegada atenderán consultas de pacientes, en el horario de 8 a 12.

En el Hospital Público Materno Infantil durante toda la semana brindarán asesoramiento 8 a 11 en el consultorio 30. Además, el jueves 17 a las 10.30 se dará una charla a la comunidad en el hall principal del nosocomio, sobre cuidados de la piel y prevención de lesiones cancerígenas. 

Esta enfermedad es el tipo más común de los canceres en el ser humano. Una de las causas más importantes es la exposición a la radiación ultravioleta proveniente del sol y otras fuentes artificiales, como camas solares.

El daño solar es acumulable e irreversible, las exposiciones reiteradas e indiscriminadas producen a largo plazo un envejecimiento prematuro, lesiones precancerosas y cáncer de piel.

Los signos más habituales son la aparición de manchas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelve cada vez más rugosas o escamosas. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol como cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas. Además, aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo, lastimaduras que no cicatrizan a pesar de un tratamiento; lunares que cambian su coloración, o sus bordes se vuelven irregulares, lunares asimétricos, o que crecen, pican o se inflaman.

Te puede interesar