Tratamientos exitosos contra los ACV

Sociedad 03 de noviembre de 2016 Por
¿Qué es el ACV y cuáles son los síntomas ante los que debemos estar alertas? El Accidente Cerebro Vascular es la principal causa de discapacidad en el País.

En el marco del día Mundial del Ataque Cerebral, la Dra. Gabriela Orzuza, del Área de Neurología nos comentó sobre los tratamientos que se realizan en el Hospital San Bernardo y qué síntomas debemos reconocer para actuar de manera inmediata ante un cuadro de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV).

En ese sentido, la Dra. Orzuza nos aclara que “El ACV Isquémico es una obstrucción de una arteria cerebral, puede ser pequeña o grande y cualquiera de ellas que se obstruya uno puede, mediante un tratamiento con una droga que se llama actilyse o rtPA, que se inyecta de manera intravenosa, lograr desobstruir, disolver ese coagulo que está tapando la arteria y de esa manera mejorar los síntomas del paciente”. “Lo que se ha demostrado con esa droga”, agrega la doctora de Neurología del Hospital “es que no solamente mejora los síntomas del paciente inmediatamente sino que a los tres meses esa persona está mucho más reincorporada a sus tareas habituales que los pacientes que no recibieron este tratamiento”.

Son muy importantes, para una mejor evolución, los primeros pasos y la rapidez en la atención, por ello Gabriela Orzuza destaca que “Este tratamiento se puede hacer dentro de las 3 horas desde que el paciente tiene el ACV y en algunos casos puntuales hasta 4 horas y media.

Por lo que mientras antes se haga mejor para evitar daños, de esa manera se recuperan más neuronas”.

En cuanto a las condiciones que brinda el Hospital indicó “Para realizar este tipo de intervención, se requiere de una infraestructura importante y de un recurso humano bien entrenado ya que se necesita la valoración general, la presión, los signos vitales y la valoración de un neurólogo especializado y entrenado, porque al ser tan específico se pueden incurrir en errores de tratamiento y como es una droga que rompe el coagulo, se puede generar más daño al paciente, como por ejemplo, los sangrados cerebrales. Luego de la evaluación neurológica vemos qué déficit le ha generado al paciente, por ejemplo una debilidad en la mitad del cuerpo un trastorno en la sensibilidad, un trastorno en el habla, en la visión. A través de una escala que sirve para saber qué tan grave está el paciente, se decide qué hacer.

Luego se hace un análisis de sangre para ver cómo está la coagulación y se hace tomografía de cerebro. Todo esto con muy poco tiempo por la urgencia requerida, por lo que tenemos coordinado en el hospital y hacemos entrevistas, charlas con la gente del tomógrafo, la gente de enfermería, con médicos de la guardia, bioquímicos, para que todos entiendan que esto es una emergencia y trabajar en equipo.

Con la tomografía se determina qué tratamiento se utiliza, ya que si hay sangrado no se puede utilizar esta droga, lo mismo si pasó mucho tiempo.

Todo este tratamiento se realiza en la guardia, tenemos la droga en las heladeras del hospital. A partir de noviembre del año pasado, se instaura la figura del neurólogo de manera ministerial y se incorpora uno en la guardia, de esa manera cambia la atención permanente y por ello la calidad.

Se han trombolizado al día de hoy 12 pacientes, uno por mes aproximadamente, que está dentro de los estándares de buena calidad internacional aunque lo queremos mejorar, por eso es fundamental que la gente sepa cuáles son los síntomas para consultar en tiempo y forma”.

Para finalizar, la doctora aclaró “Por eso es muy importante reconocer cuáles son los síntomas, ya que la gente cuando tiene dolor de pecho sale corriendo al hospital por si es un paro cardíaco, pero no sucede lo mismo cuando es un ACV.

Los síntomas son, debilidad o adormecimiento de un brazo, una pierna o la mitad de la cara; confusión o dificultad para hablar o entender; problemas para ver con un ojo o ambos; pérdida del equilibrio o de coordinación; dolor de cabeza muy intenso.

Todos se presentan de forma súbita, de golpe, de un momento a otro. Por lo que hay que llamar de inmediato a emergencias aún cuando los síntomas hayan desaparecido”.

Es importante saber que el ataque cerebral es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos. Es una afección que provoca graves lesiones cerebrales. Puede causar la muerte o secuelas físicas y mentales irreversibles. El daño puede ser menor si se consulta de inmediato.

Te puede interesar