BONADIO PIDIÓ TODA LA DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS PLAZOS FIJOS DE KIRCHNER

Política 16 de diciembre de 2016 Por
Requirió información al Banco de Santa Cruz. Sospecha que el banco le pagaba tasas "exorbitantes".
Presidente-Cristina-Kirchner-Enrique-Eskenazi_CLAIMA20161216_0049_28

El juez Claudio Bonadio -en el marco de la causa de Los Sauces SA- envió ayer órdenes de presentación al Banco Santa Cruz, sucursal en Capital Federal, para que remita toda la documentación vinculada a los plazos fijos y cuentas que la familia Kirchner tuvo en dicha entidad financiera. Hace meses la Unidad de Investigación Financiera (UIF) entregó al Magistrado y al fiscal Carlos Rívolo un reporte que indica que el banco propiedad del Grupo Eskenazi, pagó a los ex presidentes "tasas de interés exorbitantes" que habría beneficiado al incremento patrimonial.

Con el objetivo de determinar la evolución patrimonial de Los Sauces SA, Bonadio -a raíz de un pedido del fiscal Carlos Rivolo-, requirió toda la documentación respaldatoria de los plazos fijos y cuentas que en su momento tuvo Néstor Kirchner y que posteriormente, integraron la sucesión NCK.

El operativo se realizó ayer al mediodía, momento en el que el Magistrado decidió intervenir la inmobiliaria Los Sauces SA y la sucesión NCK, administrada por Máximo Kirchner quien perdió el control de la herencia de su padre.

El juez que sostiene que hay transferencias de fondos entre Los Sauces SA y la sucesión, avanza para clarificar los movimientos de dinero y por eso pidió ayer que se secuestre toda la documentación entre el 1/1/08 y 31/12/15 relacionada a los certificados de depósito a plazo fijo y sus sucesivas renovaciones, y también toda la información que respalde “las operaciones de Néstor, Cristina, Máximo y Florencia Kirchner”.

Sobre el dinero que los Kirchner depositaron en el Banco Santa Cruz la UIF informó hace algunos meses, que la entidad financiera pagó intereses “exorbitantes” al ex Presidente beneficiando así, el incremento de la fortuna familiar.

Por este motivo la orden de presentación incluye toda la información concerniente a las “tasas de interés de los plazos fijos pactadas con otros clientes del banco, siempre distinto a los nombrados”, para poder establecer puntos de comparación.

La UIF destacó en su informe que las tasas que le pagó el Banco Santa Cruz desde 2008 “fueron desproporcionalmente altas comparadas con las de mercado”. Es lo que Bonadio ahora busca determinar. Por ejemplo en 2009 cuando las tasas de interés promedio que pagaron los bancos fueron del 13,86% en pesos y 3,07% en dólares. Kirchner, según un informe de expertos contables que tuvieron acceso a su declaración jurada de bienes, cobró intereses que reflejarían una rentabilidad del 34% (si el capital inicial fue $11,4 millones) para las colocaciones en pesos y 47% (si el capital inicial fue US$ 1,7 millón) para las colocaciones en dólares. En otras palabras, Kirchner obtuvo, depositando sus ahorros en el Banco de Santa Cruz, tasas que resultaron entre 2,5 y 15 veces superiores a las del promedio del sistema.

En este marco la orden de presentación incluye toda la información relativa a la tasas de interés cobrada por el banco a sus clientes, “a los efectos de determinar el spread” y a su vez “toda la información relativa al monto total de plazos fijos que se hallaban constituidos en el banco al cierre de cada mes”.

La Justicia pidió que el Banco Santa Cruz informe sobre las tasas preferenciales otorgadas a otros clientes del banco por similares productos, con el fin de comparar los beneficios que obtuvo la familia Kirchner con su dinero en dicha entidad.

La Justicia detectó varias operaciones y movimientos de dinero entre las cuentas que Los Sauces SA y la sucesión NCK tienen en el Banco Santa Cruz, sospechando del origen de los fondos y en varios casos “las transacciones no cuentan con justificación comercial ni documentación que la respalde”, indicaron Fuentes judiciales a Clarín.

Te puede interesar