EGUILLOR, EL HIJO DE LA FISCAL MÁS COMPLICADO QUE NUNCA

Nacionales 10 de diciembre de 2018 Por
Tanto en calidad de acusado como de denunciante, Rodrigo Eguillor tiene cinco causas abiertas. Por eso, apenas recuperó la libertad, el jueves, desde el pabellón I de la Alcaidía de La Plata, fue a la biblioteca de la facultad de la UBA a pedir libros sobre el Código Penal.
rodrigo-eguillor-tras-ser-liberado-526431

Como dijo Fernando Burlando, abogado de la chica de 21 años de Ituzaingó con la que Eguillor forcejeaba en el balcón de un departamento de San Telmo, el acusado de abuso sexual agravado “está más complicado en Capital que en Provincia”. Más precisamente, por “su primera víctima”, la mujer que en abril de 2016 lo denunció por el mismo delito.

Esa mujer, en ese momento de 45 años, según la denuncia “casada” y “empleada del Casino de Buenos Aires”, dijo que el hijo de la fiscal la manoseó a las 13:45 cuando ella estaba en el estacionamiento del casino flotante, segundos después de bajar de su auto, un Volkswagen Beetle rojo, para entrar a trabajar. Mientras caminaba por un sector que sólo es utilizado por empleados y el valet parking, vio a Eguillor caminando hacia ella. Cuando la tuvo a unos centímetros, le habría tocado “un pecho”. La mujer se defendió y empezó a gritar pidiendo ayuda. Un agente de seguridad la escuchó e intervino personal de Prefectura. La llevaron a hablar con Julio Díaz, de la gerencia de seguridad del Casino, quien le informó que el episodio había quedado registrado por las cámaras de vigilancia.

En esas imágenes, siempre según la denuncia, también quedó registrado que Eguillor, en su camino hacia la denunciante, “tenía el pene afuera de su pantalón y venía masturbándose”. 

Te puede interesar